hero

G-Vectoring Control


Los ingenieros de Mazda han dedicado más de ocho años a desarrollar la tecnología G-Vectoring Control; los conductores ni siquiera la notarán.


Los sistemas de asistencia a la conducción han dado lugar a unos coches más seguros y fáciles de conducir; pero en algunos casos restan control al conductor y, en consecuencia, placer de conducir. En Mazda el protagonista ha sido siempre el conductor, por lo que solo introduce una nueva tecnología si realmente mejora la experiencia al volante, de acuerdo con su filosofía Jinba-Ittai: la unión total entre el conductor y el vehículo.


El nuevo sistema G-Vectoring Control de Mazda cumple a pies juntillas con esta misión y forma parte de la tecnología dinámica SKYACTIV, que integra el control del motor, la transmisión, el chasis y la carrocería. Este  sistema inteligente y, para la mayoría de los conductores, invisible, aporta un plus de confianza, seguridad y confort al volante y permite conducir con una precisión hasta ahora solo al alcance de los conductores más avezados.


Este sistema está disponible en Mazda3, Mazda6 y Mazda CX-3.

G-Vectoring Control te proporciona:

    • Autoconfianza

      Autoconfianza

      El objetivo de Mazda es que el coche se convierta en una prolongación del cuerpo del conductor y que responda a sus órdenes con total naturalidad, igual que al andar cambiamos de dirección sin pensarlo. El sistema G-Vectoring Control transfiere una ligera carga a la parte delantera para que las ruedas reaccionen a nuestros movimientos con precisión y podamos conducir con más confianza. Y en las curvas, los virajes son más precisos, sin tantas correcciones en el volante.

      Autoconfianza

    • Control

      Control

      Un conductor experto es capaz de ajustar la aceleración para entrar bien en las curvas y, al mismo tiempo, mantener el coche en la línea correcta. El sistema G-Vectoring Control hace algo similar: permite girar con precisión y sin necesidad de corregir el viraje para seguir en la línea buena, lo que se agradece especialmente en superficies resbaladizas, ya que los neumáticos mantienen mejor el agarre.

      Control

    • Comodidad

      Comodidad

      Aunque la carretera sea una recta perfecta, al conducir corregimos la dirección continuamente. El sistema G-Vectoring Control minimiza estos ajustes, lo que nos permite llegar a nuestro destino más descansados, por largo que sea el desplazamiento. Los pasajeros también lo agradecen, ya que se reduce el balanceo del cuerpo y la cabeza. El resultado es un viaje más agradable y con menos probabilidades de mareo. Y como el funcionamiento del sistema pasa totalmente inadvertido, quedarás como un conductor de primera.

      Comodidad

    Prueba G-Vectoring Control

    Autopista.es prueba el Mazda6 con la nuevo tecnología G-Vectoring Control.

    Unos sensores controlan en todo momento la posición de la dirección y el acelerador. Al entrar en una curva, el sistema G-Vectoring Control reduce el par de las ruedas delanteras y transfiere una ligera carga hacia delante que les permite girar con más precisión y evitar correcciones en pleno viraje.

     

    El resultado es una conducción más suave, ya que se reducen las sacudidas que causamos inconscientemente al girar y acelerar. Y como todo ocurre en microsegundos, conducirás como un profesional sin apenas darte cuenta.

    car
    car

    upquote Promete una mayor efectividad de chasis , una superior seguridad, menos correciones sobre el volante, cuerpos más sujetos en sus respectivos asientos... downquote

    Autopista.es by

    Raúl Roncero

    Comportamiento del vehículo con GVC Versión en inglés