Mazda| i-ACTIV AWD
i activ awd

i-ACTIV AWD: Tracción integral inteligente

 

Tu Mazda se adapta a la carretera y mejora tu seguridad

¿Te moverías igual por una pista de atletismo que por una de hielo? Al igual que tú pisas diferente sobre una superficie helada u otro tipo de terreno, el nuevo sistema de tracción inteligente de Mazda (i-ACTIV AWD) es capaz de predecir y adaptarse al estado de la carretera.

El resultado: una conducción más segura, más dinámica y más divertida.

i-ACTIV AWD predice cuándo tu vehículo necesita máxima tracción y distribuye la fuerza entre el eje delantero y trasero de forma automática.

 

¿Cómo funciona?

El sistema i-ACTIV AWD cuenta con 27 sensores que monitorizan 200 veces por segundo y deciden el momento de accionar el par a las cuatro ruedas.

Este avanzado sistema mide factores como la velocidad, el ángulo de dirección, la posición del acelerador, la presión de frenado, el limpiaparabrisas, la temperatura exterior y la pendiente; i-ACTIV AWD calcula al instante cuánta tracción necesitan las ruedas traseras, desde el 1% hasta el 50%. Y todo sin tener que modificar el modo de conducción.

Además, el sistema utiliza el freno y el motor para mejorar aún más el control en cada situación.

 

Mayor eficacia, menor consumo 

El consumo de un vehículo con tracción total (AWD) suele ser más alto que uno con tracción a un eje (2WD). Esto es debido principalmente al mayor peso del conjunto y al aumento de los rozamientos de las partes mecánicas. Además, si la distribución del par no es óptima (por ejemplo, cuando el par de accionamiento excede el agarre de los neumáticos traseros) genera ineficiencias mecánicas causando un aumento de consumo de combustible.

El i-ACTIV AWD se desarrolló pensando en eliminar estos factores gracias a un conjunto extremadamente ligero y eficiente.

  

Un sistema siempre alerta

Gracias a sus 27 sensores el sistema no solo vigila el estado de la carretera (temperatura exterior, inclinación), sino también el comportamiento del conductor, la activación del limpiaparabrisas, un giro brusco, una rápida aceleración o frenada, etc. Y todo esto automáticamente, garantizando una distribución óptima del par motor. De hecho, aunque no percibas todo el proceso interno, lo que sí notarás es que i-ACTIV AWD mantiene tu Mazda firmemente plantado en el asfalto, sean cuales sean las condiciones del entorno.

 

Disponible en Mazda6, Mazda CX-3 y Mazda CX-5.

 

¿Cómo lo consigue?

 

ARRANQUE EN CUESTAS CON NIEVE: Rotación de las ruedas delanteras, fuerte pendiente, temperatura bajo 0º, tracción al 60:40 para el arranque y después 50:50 al detectar patinaje.

 

CARRETERA NEVADA: Temperatura 0º, par distribuido al 75:25 en velocidad de crucero y hasta 50:50 en giros para maximizar la tracción.

 

AUTOPISTA CON LLUVIA: Limpiaparabrisas en marcha: lluvia detectada, par distribuido al 90:10 con un aumento hasta 70:30 al primer indicio de patinaje de las ruedas.

 

CARRETERA SECA: Condiciones óptimas de carretera, par distribuido al 99:1, aumento hasta el 95:5 o más en los virajes para reforzar la estabilidad.

Vídeos i-ACTIV AWD: Sistema de tracción integral inteligente

Puede que el modelo mostrado no se corresponda con las especificaciones en España. Los colores y algunos elementos del exterior y del interior pueden variar en pantalla con respecto al modelo real.